Como Pfizer intimido e intimida a los gobiernos en las negociaciones de la vacuna COVID-19 / VIDEO nota 28 de julio 2022 canal de noticias de la India Wion

En Octubre de 2021

Un informe publicado por Public Citizen, En Octubre de 2021, un grupo de defensa de los derechos del consumidor que obtuvo acceso a varios contratos de Pfizer, arroja luz sobre cómo se manejó la compañía norteamericana Pfizer anteponiendo sus ganancias como empresa.

Hoy un canal de la India hace Hincapie en esto (dejo el link DEL video al finalizar la nota (**) ESCUCHEN LO QUE PFIZER PEDIA A LA ARGENTINA

WASHINGTON, DC – OCtUBRE 2021 Un nuevo informe de Public Citizen ha revelado hasta qué punto Pfizer intimida a los gobiernos en las negociaciones de la vacuna COVID-19, incluida la prohibición de que los gobiernos discutan los acuerdos sin la aprobación de Pfizer, reteniendo el control unilateral para tomar decisiones clave e incluso asegurando una exención de propiedad intelectual. por sí mismo.

“Pfizer se está aprovechando de la desesperación de los países”, dijo Peter Maybarduk, director del programa de Acceso a Medicamentos de Public Citizen. 

“La mayoría de nosotros nos hemos sacrificado durante la pandemia; mantenerse distante para proteger a familiares y amigos. (NR: en serio ?????)  Pfizer fue por el otro lado, utilizando su control de las escasas vacunas para ganar privilegios especiales, de personas que tienen pocas opciones”.

En febrero, Pfizer fue acusada de intimidar a los gobiernos en una historia publicada por la Oficina de Periodismo de Investigación. Public Citizen ha identificado varios contratos de Pfizer, incluso con Brasil, Colombia, la Comisión Europea y los EE. UU., que ofrecen una idea de cómo la segunda corporación farmacéutica más grande del mundo ha ganado el poder para acelerar el suministro, cambiar el riesgo y maximizar las ganancias durante todo el peor Crisis de salud pública en un siglo.

El informe describe cómo Pfizer utiliza constantemente seis tácticas para aprovechar el poder contra los gobiernos de todo el mundo. Primero, Pfizer silencia a los gobiernos mediante el uso de cláusulas de confidencialidad en muchos de sus contratos. Brasil, por ejemplo, tiene prohibido hacer “cualquier anuncio público sobre la existencia… o los términos” del contrato o comentar sobre su relación con Pfizer sin el consentimiento previo por escrito de Pfizer. En segundo lugar, Pfizer puede impedir que los gobiernos acepten donaciones adicionales de la vacuna de Pfizer.

En tercer lugar, Pfizer se exime de responsabilidad por infracciones de propiedad intelectual, transfiriendo el riesgo financiero de las acciones de Pfizer a los compradores gubernamentales, a pesar de la oposición de Pfizer a exenciones similares para los fabricantes propuestas en la Organización Mundial del Comercio. En cuarto lugar, otorga el poder a árbitros privados secretos, no a tribunales públicos, para decidir cuestiones sobre disputas contractuales. En quinto lugar, Pfizer requiere que algunos países renuncien a la inmunidad soberana, por lo que puede perseguir los activos estatales en caso de disputa. Finalmente, Pfizer se otorga el poder exclusivo cuando se trata de tomar decisiones clave, incluida la forma en que se priorizarán las entregas de vacunas si hay escasez de suministros.

“Detrás de puertas cerradas, Pfizer ejerce su poder para obtener una serie de concesiones preocupantes de los gobiernos”, dijo Zain Rizvi, investigador de leyes y políticas en el programa de Acceso a Medicamentos de Public Citizen y autor del informe. “La comunidad global no puede permitir que las corporaciones farmacéuticas sigan tomando las decisiones”.

El dominio de Pfizer sobre países soberanos plantea desafíos fundamentales para la respuesta mundial a la pandemia. El gobierno de EE. UU., y específicamente la administración de Biden, debería usar su considerable influencia para pedirle a Pfizer que renegociara sus contratos existentes y buscara prácticas más justas.

Public Citizen ha identificado varios contratos de Pfizer no redactados que describen el resultado de estas negociaciones. Los contratos ofrecen una visión poco común del poder que ha ganado una corporación farmacéutica para silenciar a los gobiernos, reducir el suministro, cambiar el riesgo y maximizar las ganancias en la peor crisis de salud pública en un siglo. 

Describimos seis ejemplos de todo el mundo a continuación

Las demandas de Pfizer han generado indignación en todo el mundo, ralentizando los acuerdos de compra e incluso retrasando el calendario de entrega de vacunas. (16)Si se incluyen términos similares como condición para recibir dosis, pueden amenazar el compromiso del presidente Biden de donar mil millones de dosis de vacunas. [17]

Los países de altos ingresos han permitido el poder de Pfizer a través de un sistema favorable de protección internacional de la propiedad intelectual. (18) Los países de altos ingresos tienen la obligación de controlar ese poder de monopolio. La administración Biden, por ejemplo, puede pedirle a Pfizer que renegocie los compromisos existentes y busque un enfoque más justo en el futuro. La administración puede rectificar aún más el desequilibrio de poder compartiendo la receta de la vacuna, en virtud de la Ley de Producción de Defensa, para permitir que múltiples productores amplíen los suministros de vacunas.(19) También puede funcionar para asegurar rápidamente una exención amplia de las normas de propiedad intelectual (exención de los ADPIC) en la Organización Mundial del Comercio. (20)Una respuesta en tiempos de guerra contra el virus no exige nada menos.

1. Pfizer se reserva el derecho de silenciar a los gobiernos.

En enero, el gobierno brasileño se quejó de que Pfizer insistía en términos contractuales en negociaciones que eran “injustas y abusivas”.(21)El gobierno señaló cinco términos que encontró problemáticos, que van desde una renuncia a la inmunidad soberana sobre los activos públicos hasta la falta de sanciones para Pfizer si las entregas se retrasan. La Oficina de Periodismo de Investigación pronto publicó una historia mordaz sobre las negociaciones de vacunas de Pfizer.(22)

Menos de dos meses después, el gobierno brasileño aceptó un contrato con Pfizer que contiene la mayoría de los mismos términos que el gobierno alguna vez consideró injustos.(23) Brasil renunció a la inmunidad soberana; no impuso multas a Pfizer por entregas tardías; acordó resolver disputas bajo un arbitraje privado secreto bajo las leyes de Nueva York; y ampliamente indemnizó a Pfizer por demandas civiles.(24)

El contrato también contiene un término adicional no incluido en otros acuerdos latinoamericanos (25)revisados ​​por Public Citizen: el gobierno brasileño tiene prohibido hacer “cualquier anuncio público sobre la existencia, el objeto o los términos de [el] Acuerdo” o comentar sobre su relación con Pfizer sin el consentimiento previo por escrito de la empresa. (26) Pfizer obtuvo el poder de silenciar a Brasil.

Brasil no está solo. Una disposición similar de confidencialidad está contenida en el contrato de Pfizer con la Comisión Europea y el gobierno de EE.UU. (27)En esos casos, sin embargo, la obligación se aplica a ambas partes.

Por ejemplo, ni Pfizer ni el gobierno de los EE. UU. pueden hacer “ningún anuncio público sobre la existencia, el objeto o los términos de este Acuerdo, las transacciones contempladas en él o la relación entre Pfizer y el Gobierno en virtud del presente, sin el consentimiento previo por escrito de el otro.»(28)El contrato contiene algunas excepciones para las divulgaciones requeridas por ley. No está claro en el registro público si Pfizer ha optado por prohibir que EE. UU. haga declaraciones hasta el momento. La CE no puede incluir en ningún anuncio o divulgación el precio por dosis, los volúmenes del cuarto trimestre de 2020 o información que sería importante para Pfizer sin el consentimiento de Pfizer.(29)

2. Pfizer controla las donaciones.

Pfizer controla estrictamente el suministro. (30) El gobierno brasileño, por ejemplo, tiene restricciones para aceptar donaciones de vacunas de Pfizer de otros países o comprar vacunas de Pfizer de otros sin el permiso de Pfizer.(31)El gobierno brasileño también tiene restricciones para donar, distribuir, exportar o transportar la vacuna fuera de Brasil sin el permiso de Pfizer (32)

Las consecuencias del incumplimiento pueden ser graves. Si Brasil aceptara las dosis donadas sin el permiso de Pfizer, se consideraría un «incumplimiento material incurable» de su acuerdo, lo que permitiría a Pfizer rescindir el acuerdo de inmediato.(33) Tras la rescisión, Brasil estaría obligado a pagar el precio total de las dosis contratadas restantes. (34)

3. Pfizer obtuvo una «exención de propiedad intelectual» para sí mismo.

El director general de Pfizer, Albert Bourla, se ha perfilado como un estridente defensor de la propiedad intelectual en la pandemia. Llamó a un esfuerzo voluntario de la Organización Mundial de la Salud para compartir la propiedad intelectual para impulsar la producción de vacunas como «tonterías» y «peligrosas».(35)   Dijo que la decisión del presidente Biden de respaldar la exención de los ADPIC sobre la propiedad intelectual fue “muy equivocada”.(36) “La propiedad intelectual, que es la sangre del sector privado, es lo que trajo una solución a esta pandemia y no es una barrera en este momento”, afirma Bourla.(37)

Pero, en varios contratos, Pfizer parece reconocer el riesgo que representa la propiedad intelectual para el desarrollo, la fabricación y la venta de vacunas. Los contratos transfieren la responsabilidad por cualquier infracción de propiedad intelectual que Pfizer pueda cometer a los compradores del gobierno. Como resultado, según el contrato, Pfizer puede usar la propiedad intelectual de cualquier persona que le plazca, en gran medida sin consecuencias.

Al menos cuatro países están obligados a “indemnizar, defender y eximir de responsabilidad a Pfizer” de y contra todas y cada una de las demandas, reclamos, acciones, demandas, daños, costos y gastos relacionados con la propiedad intelectual de las vacunas. (38) 

Por ejemplo, si otro fabricante de vacunas demandó a Pfizer por infracción de patente en Colombia, el contrato requiere que el gobierno colombiano pague la factura. A pedido de Pfizer, Colombia debe defender a la empresa (es decir, tomar el control de los procedimientos legales).(39) Pfizer también dice explícitamente que no garantiza que su producto no viole la propiedad intelectual de terceros, o que necesita licencias adicionales .

Pfizer no asume ninguna responsabilidad en estos contratos por su posible infracción de la propiedad intelectual. En cierto sentido, Pfizer se ha asegurado una exención de propiedad intelectual. Pero a nivel internacional, Pfizer está luchando contra esfuerzos similares para eliminar las barreras de propiedad intelectual para todos los fabricantes. 

(40)

4. Árbitros privados, no tribunales públicos, deciden disputas en secreto.

¿Qué sucede si el Reino Unido no puede resolver una disputa contractual con Pfizer? Un panel secreto de tres árbitros privados, no un tribunal del Reino Unido, está facultado por contrato para tomar la decisión final.(41) El arbitraje se lleva a cabo bajo las Reglas de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional (CCI). Ambas partes están obligadas a mantener todo en secreto:

Las Partes acuerdan mantener la confidencialidad de la existencia del arbitraje, los procedimientos arbitrales, las presentaciones hechas por las Partes y las decisiones tomadas por el tribunal arbitral, incluidos sus laudos, salvo que lo exija la Ley y en la medida en que no sean de dominio público. (42)

El proyecto de contrato de Albania y los acuerdos de Brasil, Chile, Colombia, República Dominicana y Perú requieren que los gobiernos vayan más allá, con disputas contractuales sujetas al arbitraje de la CCI aplicando la ley de Nueva York.(43)

Si bien el arbitraje de la CCI que involucra a estados no es infrecuente, las disputas que involucran a países de altos ingresos y/o productos farmacéuticos parecen ser relativamente raras.(44)  En 2012, el 80 % de las disputas estatales se produjeron en África subsahariana, Asia central y occidental y Europa central y oriental. (45) Los casos estatales más comunes se referían a la construcción y operación de instalaciones. (46) En 2020, 34 estados participaron en arbitrajes de la CCI.(47) La ​​naturaleza de las disputas estatales no está clara, pero solo entre el 5% y el 7% de todos los casos nuevos de la CPI, incluidos aquellos entre particulares, estaban relacionados con la salud y los productos farmacéuticos.(48)

El arbitraje privado refleja un desequilibrio de poder. Permite a las corporaciones farmacéuticas como Pfizer eludir los procesos legales nacionales. Esto consolida el poder corporativo y socava el estado de derecho.

5. Pfizer puede perseguir activos estatales.

Las decisiones tomadas por los paneles arbitrales secretos descritos anteriormente pueden ser ejecutadas en los tribunales nacionales. (49)Sin embargo, la doctrina de la inmunidad soberana a veces puede proteger a los estados de las corporaciones que buscan hacer cumplir y ejecutar laudos arbitrales.

Pfizer exigió a Brasil, Chile, Colombia, República Dominicana y Perú que renunciaran a la inmunidad soberana.(50) En el caso de Brasil, Chile y Colombia, por ejemplo, el gobierno “renuncia expresa e irrevocablemente a cualquier derecho de inmunidad que él o sus activos puedan tener o adquirir en el futuro” para hacer cumplir cualquier laudo arbitral (énfasis añadido) .(51) Para Brasil, Chile, Colombia y República Dominicana, esto incluye “inmunidad contra el embargo preventivo de cualquiera de sus bienes”.(52)

La ejecución de laudos arbitrales presenta complejas cuestiones de derecho que dependen de la ubicación física y el tipo de activo estatal.(52) Sin embargo, el contrato permite a Pfizer solicitar que los tribunales utilicen los activos estatales como garantía de que Pfizer recibirá el pago de un laudo arbitral y/o utilizará los activos para compensar a Pfizer si el gobierno no paga. (54) Por ejemplo, en los tribunales estadounidenses, estos activos podrían incluir cuentas bancarias extranjeras, inversiones extranjeras y propiedades comerciales extranjeras, incluidos los activos de empresas estatales como aerolíneas y compañías petroleras.(55)

6. Pfizer toma las decisiones clave.

¿Qué sucede si hay escasez de suministros de vacunas? En el borrador del contrato de Albania y el acuerdo de Brasil y Colombia, Pfizer decidirá los ajustes al cronograma de entrega con base en los principios que decidirá la corporación. Albania, Brasil y Colombia “se considerará que están de acuerdo con cualquier revisión”. (56)

Algunos gobiernos han rechazado la autoridad unilateral de Pfizer para otras decisiones

En Sudáfrica, Pfizer quería tener la «discreción exclusiva para determinar términos y garantías adicionales para que cumpliéramos con las obligaciones de indemnización».(57) Sudáfrica consideró que esto era “demasiado arriesgado” y un “riesgo potencial para [sus] activos y fiscus”. (58) Después de demoras, Pfizer supuestamente accedió a eliminar este «término problemático». ( 59)

Pero otros no han tenido tanto éxito

Como condición para celebrar el acuerdo, el gobierno colombiano debe «demostrar, de manera satisfactoria para los Proveedores, que los Proveedores y sus afiliados tendrán la protección adecuada, según lo determine el exclusivo criterio de los Proveedores » (énfasis añadido) frente a reclamaciones de responsabilidad. (60) Colombia está obligada a certificar a Pfizer el valor de las obligaciones contingentes (es decir, posibles obligaciones futuras) y comenzar a asignar fondos para cubrir las obligaciones contingentes, de acuerdo con un programa de contribuciones. (61)

La capacidad de Pfizer para controlar decisiones clave refleja el desequilibrio de poder en las negociaciones sobre vacunas. En la gran mayoría de los contratos, los intereses de Pfizer son lo primero.

Una mejor manera

El dominio de Pfizer sobre países soberanos plantea desafíos fundamentales para la respuesta a la pandemia. Los gobiernos pueden hacer retroceder. 

El gobierno de EE. UU., en particular, puede ejercer la influencia que tiene sobre Pfizer para exigir un mejor enfoque.

 Empoderar a múltiples fabricantes para que produzcan la vacuna a través de la transferencia de tecnología y una exención de los ADPIC puede frenar el poder de Pfizer.

 La salud pública debe ser lo primero.(*)

VER REFERENCIAS NUMERICAS EN PDF AQUI>>

Fuente: https://www.citizen.org/

(**)El canal de noticias de la India Wion video ESCUCHEN LO QUE PFIZER PEDIA A LA ARGENTINA

NOTA DE LA REDACCION:  La salud pública debe ser lo primero.(*)

TU CREES QUE ESTO (*) ES ASI?? QUE LES IMPORTA NUESTRA SALUD SI CONDICIONAN Y OPRIMEN A LOS GOBIERNOS DE ESTA FORMA…??

PIENSA!!!

VISITA NUESTRA RADIO HACIENDO CLIC EN LA IMAGEN
O escucha desde el reproductor aquí abajo. TAMBIEN podés bajarte la aplicación desde Google play haciendo clic aqui

NUESTRO DIARIO DIGITAL SE SOSTIENE GRACIAS A LAS DONACIONES DE AMIGOS Y SUSCRIPTORES AGRADECEMOS TU DONACION MUCHAS GRACIAS!!

DONACIONES :
Cuenta Banco Provincia: 4021-507693/5

SI ACEPTAS APOYARNOS COMPLETA ESTE FORMULARIO PARA RECIBIR TU BOLETIN SEMANAL

suscripcion

suscripcion

Suscribite al boletin semanal

Nombre
Nombre
Nombre
Apellidos

Este Diario Digital No tiene vinculación con ninguna ideología,
movimiento, organización, religión o secta, sólo busca la verdad y la libertad de la humanidad

PUBLICIDADES