CASO ICONICO SOBRE PROPIEDAD INTELECTUAL Y COMO PROTEGEN SUS OBRAS LOS ARTISTAS ANONIMOS BAJO SEUDONIMO

Sobre la imagen de la portada: TAMBIEN PERDIO LOS DERECHOS SOBRE «LAUGH NOW» (Traducción: RÍE AHORA PERO UN DÍA ESTAREMOS A CARGO)

PROXIMAMENTE: QUE HACER SI PLAGIAN TU OBRA O TRABAJO CREATIVO

¿Cuál es el objetivo de la ley de propiedad intelectual?

Su objetivo es promover la innovación y la creatividad al servicio del desarrollo económico, social y cultural de todos los países, por medio de un sistema internacional de propiedad intelectual equilibrado y eficaz.

¿Cuándo puedo usar una imagen libremente sin permiso del autor?

Si la imagen se utiliza para fines culturales, científicos e históricos de carácter relevante y/o cuando la imagen de las personas es accesoria respecto del hecho relevante del que se pretende informar con la fotografía (cualquier suceso o acontecimiento público), tampoco se requiere permiso.

ESTO SE CUMPLE EN LA REALIDAD ??? UDS SACARAN SUS PROPIAS CONCLUSIONES LUEGO DE LEER EL ARTICULO... N de la R

ANTECEDENTES PARA COMPRENDER LA SITUACION DE BANSKY

Descubre lo que nos enseña este caso sobre la protección legal de las obras anónimas

Probablemente te hayas enterado lo que está sucediendo con las obras Banksy. Recientemente, el artista callejero cuya auténtica identidad se desconoce, sufrió un duro revés en su batalla legal contra una empresa que comercializaba sus imágenes sin autorización.

El fallo de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) a favor de la empresa despertó el alerta de la comunidad de Artistas Urbanos  especialmente de los anónimos, que consideraron que el hecho podría sentar una jurisprudencia peligrosa.

¿Cuáles son los detalles del caso? ¿Qué derechos tienen sobre su obra los artistas que firman como anónimos? Y lo más importante ¿Cómo pueden protegerse las obras de estos autores que no quieren revelar su identidad?

Los detalles del caso Banksy

En poco tiempo Banksy ha perdido los derechos sobre dos de sus obras más icónicas: Love Is In The Air – Flower Thrower y Laugh Now, ambas creadas por el artista en los 2000. La primera, Flower Thrower apareció en 2003 en la ciudad de Belén, Jerusalén, poco después de que se construyera el muro de Cisjordania. La segunda fue pintada en Brighton por el artista en 2008 a petición de un club de la ciudad inglesa.

La disputa específica que ganó la atención mundial se produce después de que Banksy  abriera en 2019 en Londres una tienda de regalos llamada «Producto interno bruto» con la intención de que el hecho de vender sus productos demostrara el uso de la marca. En aquel momento, el artista señalaba en un comunicado que «una empresa de tarjetas de felicitación está impugnando la marca registrada que tengo sobre mi arte e intentando tomar la custodia de mi nombre para poder vender su mercancía falsa de Banksy legalmente».

Las obras se hicieron conocidas en el mundo como creaciones de Banksy aunque jamás fueron firmadas. El artista volvió a crearlas, de manera anónima, para muestras en múltiples ocasiones y el universo artístico lo ha reconocido siempre como su autor. En el aspecto legal, sin embargo, esto no fue suficiente.

Aunque a lo largo de estos años al artista nunca pareció haberle molestado que sus dibujos se vendieran en pósters, cubiertas de teléfonos y camisetas, las cosas comenzaron a cambiar. Esta postura ambigua fue, justamente, lo que lo metió en problemas.

En 2014, Pest Control, el estudio encargado de la autentificación de Banksy, solicitó a la oficina el registro del mural de Belén el reconocimiento de Flower Thrower como propiedad del artista. La acción requería que el británico revele su identidad y eso fue algo que Bansky se negó a hacer. La postura del artista al respecto trascendió en el mundo con una frase que también se encargó de pintar: «los derechos de autor son para los perdedores».

A pesar de su declaración, en 2018 Banksy volvio a intentar defender el uso comercial de otra de sus obras Esta vez, su estudio arremetió contra Full Colour Black, una empresa de tarjetas de felicitaciones con sede en Gran Bretaña que estaba usando, sin autorización, su graffiti Laugh now.

Pest Control solicitó el reconocimiento de la obra Laugh Now frente a la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) quien, luego de estudiar el caso, se lo negó. La EUIPO falló a favor de que Full Colour Black siga comercializando las imágenes.

TAMBIEN PERDIO LOS DERECHOS SOBRE «LAUGH NOW» (Traducción: RÍE AHORA PERO UN DÍA ESTAREMOS A CARGO)

La obra apareció por primera vez en 2002 en un club nocturno de Brighton y presenta un mono cuyo torso está cubierto por un cartel que lleva el citado mensaje. Desde entonces, la imagen se ha reproducido hasta la saciedad. Incluso una versión de la pieza se vendía la semana pasada en 2021 en Christie’s por más de 2 millones de dólares.

Nota del 25 de septiembre de 2020 ver fuente al final:

El caso Banksy o cómo protegen sus obras los artistas anónimos

La ley permite que un tercero ejercite los derechos en nombre del autor

Hace unos días, la Oficina de Propiedad Intelectual de la UE (Euipo) anuló la marca registrada de una de las obras más icónicas de Banksy, The Flower Thrower. La decisión obedeció a que el artista británico no estaba haciendo uso de dicho signo distintivo para comercializar sus productos. El organismo consideró que el dibujante actuó de mala fe, (??)ya que nunca tuvo la intención de mercantilizar su arte y la marca solo era una vía para proteger de forma amplia sus ilustraciones.

A pesar de que, como se interpretó en algunas publicaciones, el secretismo sobre la identidad del artista no influyó en el fallo, lo cierto es que este caso pone sobre la mesa una cuestión nada sencilla de resolver:

¿cómo se protegen las obras de autores anónimos? 

Una pregunta especialmente oportuna cuando de las mismas pueden derivarse lucrativos derechos de explotación.

El ordenamiento reconoce la autoría de las creaciones anónimas y permite que sean otras personas, físicas o jurídicas, las que ejerciten los derechos de autor siempre que cuenten con el consentimiento del creador original.

Una previsión lógica, explica Martín Bello, abogado en Elzaburu, teniendo en cuenta el contexto social en el que se redactaron las primeras versiones de la Ley de Propiedad Intelectual.

En aquel momento no era raro que las mujeres escritoras firmaran con seudónimos o nombres masculinos”.

Para proteger una pieza bajo derechos de autor no hace falta realizar ningún trámite.

Estos se activan en el momento en el que se crea la obra, “siempre que se cumpla el requisito de originalidad”, subraya el letrado.

No revelar la identidad, no obstante, tiene un coste,

y es que la duración de la protección es menor. Así, los derechos de autor de los artistas conocidos se mantienen hasta 70 años después de su muerte.

Para los anónimos, en cambio, el plazo es el mismo, pero empieza a contar en la fecha de creación de la obra.

AUTORIA

Ahora bien,

 ¿qué pasa si se infringen los derechos de un artista desconocido? ¿puede defender su obra ante un juez sin identificarse?

 La ley prevé varias vías.

 La más sencilla es acudir al Registro de Propiedad Intelectual e inscribir la obra de forma anónima o bajo seudónimo. En la misma solicitud deben incluirse los datos de la persona que va a ostentar los derechos de la creación. Otra opción, relata Bello, es constituir una empresa “o crear una página web en la que se documenten todas las obras”.

A esta técnica recurrió The Resident, un grupo estadounidense cuyos componentes se caracterizaban por llevar una gran máscara en forma de ojo que ocultaba su rostro. La banda contaba con una editorial discográfica propia que servía tanto para lanzar sus discos como para canalizar cualquier tipo de infracción de derechos.

Amparo del Río, abogada en Pons IP, señala otra posibilidad, que es la de realizar un depósito legal. En este caso, el creador (o la persona a la que haya cedido sus derechos) se reúne con un notario y le entrega una copia de la pieza que ha creado. El fedatario deja constancia de que se trata de una obra suya y de la fecha en la que se realizó.

MARCA

Otra solución legal es la protección mediante marca. Esta opción ofrece un amparo adicional al de los derechos de autor y puede resultar especialmente beneficiosa para aquellos artistas que buscan rentabilizar sus creaciones.

“Si lo que se persigue es explotar la obra, los derechos de autor ofrecen una cobertura muy débil; principalmente porque tienen fecha de caducidad”, señala Ignacio Valdelomar, director de la asesoría jurídica de Isern Patentes y Marcas.

Las marcas, en cambio, pueden mantenerse eternamente, siempre que se haga uso de ellas. En este caso, el anonimato del autor también queda resguardado, ya que la propietaria de la marca puede ser una empresa, como ocurre en el caso de Banksy.


Reproducción del mural ‘Flower Thrower’, del artista birtánico Banksy, en una exhibición en Budapest (Hungría). ZSOLT

Para registrar una marca, solo es necesario acudir a la oficina pertinente e inscribirla. Una vez concedida, el autor tiene un plazo de cinco años para empezar a hacer uso del signo y comercializar sus productos.

LA DISPUTA ENTRE BANKSY Y LA EUIPO

Conflicto. El origen del litigio se remonta a 2014, año en la que Pest Control Office, la compañía que representa y verifica el arte de Banksy, formalizó una petición de marca registrada para The Flower Thrower, un graffiti que apareció en 2005 en un muro de Belén (Israel). La EUIPO concedió dicha petición. Sin embargo, en 2019, una empresa británica llamada Full Colour Black solicitó que se impugnara dicho registro.

Banksy no tiene los derechos formales de su obra «Love Is In The Air – Flower Thrower»

MALA FE

 El pasado 14 de septiembre  , la EUIPO anuló la marca por dos razones principales.

  1. En primer lugar, porque el artista británico no estaba haciendo uso del signo distintivo para comercializar sus productos.
  2. Y, segundo, porque consideró que hubo mala fe a la hora de solicitar el registro, ya que nunca tuvo la intención de explotar sus creaciones. En este sentido, la oficina afeó al artista que solo abriera una tienda en 2019, después de que se presentara la solicitud de nulidad.

‘Graffitis’. Aunque esta decisión no afecta en absoluto a los derechos de autor de Bansky, la Oficina sí reflexiona en su resolución hasta qué punto pueden reconocerse los derechos de un artista que pinta de manera anónima en soportes de propiedad ajena, como ocurre con los graffitis.

'Niña con el globo' de Banksy.

Fuente /Domestika/otras Fuentes de Internet /El país.com

PROXIMAMENTE: QUE HACER SI PLAGIAN TU OBRA O TRABAJO CREATIVO


NOTA DE LA REDACCION:

Banksy es irreverente, atrevido y político, no existe nadie como el en el mundo y todos los que hagan algo remotamente parecido después van a sonar a copias, peor no son sus increíbles mensajes cargadas de críticas sociales y sus instalaciones (que van desde aterradores parques temáticos que no echan en cara nuestra adicción al consumismo hasta increíbles hoteles sacados de una dimensión paralela en la que todo es más extraño y más increíble) las que lo convirtieron en una de las leyendas más grandes de la historia del arte, sino el hecho de que, a pesar de que muchos lo han intentado, nadie ha logrado confirmar su nombre real, si es una persona, un colectivo o un ser iluminado que tiene la clave para salvar a la humanidad de sus propios errores.Se especula que Banksy es uno de los integrantes de Massive Attack   

VISITA NUESTRA RADIO HACIENDO CLIC EN LA IMAGEN
O escucha desde el reproductor aquí abajo. TAMB
IEN podés bajarte la aplicación desde Google play haciendo clic aqui

NUESTRO DIARIO DIGITAL SE SOSTIENE GRACIAS A LAS DONACIONES DE AMIGOS Y SUSCRIPTORES AGRADECEMOS TU DONACION MUCHAS GRACIAS!!

DONACIONES :
Cuenta Banco Provincia: 4021-507693/5

NO DEJES DE VER LAS PUBLICIDADES AL FINAL !!!

Este Diario Digital No tiene vinculación con ninguna ideología,
movimiento, organización, religión o secta, sólo busca la verdad y la libertad de la humanidad

         SI ACEPTAS APOYARNOS COMPLETA ESTE FORMULARIO PARA RECIBIR TU BOLETIN SEMANAL

suscripcion

suscripcion

Suscribite al boletin semanal

Nombre
Nombre
Nombre
Apellidos

PUBLICIDADES